Visite mi página de Internet

Padres hasta el Final

La Crianza de Hijos Adultos para una Paz Mental y para su Rendición de Cuentas

Pensamiento del Viernes para Reflexionar: Los Mayores Temores de los Padres

Publicado el September 26, 2014 | 0 comentarios

por Linda Herman, LMHC

Traducido por Lupe Hernandez

Los Mayores Temores de los Padres

 

Hace poco una conocida me preguntó si debería de estar manteniendo a su hijo adulto económicamente. Tuve que hacerle algunas preguntas antes de contestar.  Cosas como:

  • ¿Ha estado trabajando? Y si no, ¿cuáles son las circunstancias?
  • ¿Está viviendo de forma independiente ahora?
  • En general, ¿cuál es su nivel funcionamiento?
  • ¿Cuál es tu mayor temor si dejas de ayudarlo?

Aunque todas estas preguntas son importantes, la última es la más crítica. Los padres con un hijo mayor de edad, que consideran el riesgo, temen a lo que podría suceder si dejan de ayudar. He aquí los temores más comunes:

  • Se quedará sin techo, durmiendo en su coche o debajo de un puente en algún lugar.
  • Se hundirá más profundamente en la depresión o en el consumo de drogas.
  • Se suicidará.

Con esos tipos de temores, la mayoría de las madres simplemente NO pueden dejar de dar apoyo económico, ya sea proporcionado un lugar donde vivir o con los fondos para vivir en otro lugar.  Absolutamente entiendo su amor y el temor por él o ella.  Y, eso es precisamente por lo que NUNCA le diría a los padres en la terapia de que simplemente  sacaran a su hijo del hogar. No quiero que los padres regresen y me digan que siguieron mis recomendaciones y que su hijo o hija tomó una sobredosis.

Pero puedo y hablo sobre temas que se relacionan.  Para empezar, durante mis años como terapeuta he visto cientos de situaciones.  Es raro que un joven adulto “atrapado” emocionalmente o debido a los estupefacientes, de pronto se despierte un día y adopte una nueva actitud y un cambio de vida.  A pesar de sus quejas a lo contrario, muchos jóvenes adultos que están estancados se conforman con ese estilo de vida predecible de poca responsabilidad. A consecuencia el mundo parece intimidante y esa persona joven llega a creer que en el mundo no existe un lugar para él.  Se aísla aun más, perpetuando su falta de madurez. .

Hay consecuencias por sus acciones y por las de sus padres.  Los hermanos trabajadores y productivos resienten a aquel hermano o hermana del que no se espera nada. Se sienten mal por sus padres y furia a la vez.  Las relaciones entre los padres se vuelven tensas, cuando los padres no están de acuerdo en la forma en que se está llevando el asunto en el hogar.

El cambio no tiene que suceder de pronto.  A veces, y seguido con dificultad, los padres triunfan aumentando gradualmente las expectativas de sus hijos o diminuyendo la “ayuda” que les proveen. Ya sea no dando dinero para la gasolina, los cigarrillos, o el teléfono.   También puede que signifique no tener acceso al vehículo a menos que el joven lo use para buscar trabajo o como medio de transportación para ir al trabajo.

Si un padre piensa que su hija necesita un tratamiento para la adicción, entonces le pueden ofrecer llevarla al centro de rehabilitación y/o darle la información para que ella se comunique. Algunos padres ponen esto como una condición, ya sea someterse o completar el tratamiento, para permitir que su joven se pueda quedar en casa. Los padres tienen que tener limites y los jóvenes tienen que saber cuales son.  Es por naturaleza humana empujar a los padres a sus límites,  especialmente cuando el niño ha estado manipulando exitosamente a mamá o a papá. No hay cambio que no incomode a todos los interesados.

Si los padres insisten en que el joven se vaya, les recomiendo que les den recursos, por ejemplo, nombres de agencias, albergues, números telefónicos de amistades o miembros de la familia que les puedan ofrecer vivienda temporal. A pesar de lo que los padres hagan, a veces los finales son trágicos.  La mamá o el papá reciben la llamada que han temido – que su hijo ha dejado de existir.

Los padres no tienen forma de predecir con exactitud el resultado de su hijo o hija si les aumentan sus expectativas.  Pero estoy muy segura de cuales son los resultados si permiten que la situación continúe así: Nada… ningún cambio, no desarrollo, solo un joven, cada vez mas desilusionado con poca confianza para afrontar los retos de la vida adulta. Estas no son decisiones fáciles.

Tome su tiempo; reflexione; no permita que nadie decida por usted.

 

Leave a Reply

Current day month ye@r *