Visite mi página de Internet

Padres hasta el Final

La Crianza de Hijos Adultos para una Paz Mental y para su Rendición de Cuentas

Pensamiento del Viernes para Reflexionar: Dejar o No dejar (una herencia)

Publicado el October 24, 2014 | 0 comentarios

por Linda Herman, LMHC

Traducido por Lupe Hernandez

 

Dejar o No dejar (una herencia)

Esta es una pregunta que muchos de los baby boomer por primera vez van a considerar.

Para aquellos que apenas les alcanza, la decisión es fácil. Si el dinero y los bienes se agotan, entonces los hijos quedan por su cuenta. Pero muchos de los boomers apenas van entrando a la jubilación o están pensando en ello. A estas alturas, ya tienen sus bienes y justamente se ponen a pensar sobre la mejor manera de utilizarlos.

El autor y columnista del periódico New York Times Ron Lieber le da en la cabeza a esta pregunta en su artículo del 20 de noviembre del 2014 “Padres, los Hijos Van a Estar Bien. Gasten su Herencia Ahora.” www.nytimes.com/…/parents-the-children-will-be-fin…

Él dice que aunque la mayoría de los jubilados quieren dejarles algo a sus hijos, muchos de estos muchachos no tienen dichas expectativas de sus padres. Lieber cita un estudio de Kyungmin Kim, PhD. y sus colegas publicado el año pasado en The Gerontologist. Encontraron que a pesar del hecho de que el 82% de los padres entre los 59-96 años de edad querían dejar una herencia a sus hijos, solo el 44.6% de hijos entre los 40-60 esperaban obtener una.

Pero curiosamente, hay algunos detalles en la “imprenta pequeña” que valen la pena señalar para nosotros los baby boomers. Los hijos mayores que proporcionan más apoyo, tienen menos expectativas de que sus padres les hereden algo. Pero un hijo mayor que ha estado recibiendo dinero de sus padres, tiende a tener mayores expectativas de continuar recibiendo dinero todavía después de que sus padres fallezcan. ¿Cuál es el mensaje aquí? Que el proveer un flujo constante de dinero a sus hijos adultos no les otorga poderes, sino lo contrario. ¡Esto aumenta el sentido de tener derecho!

Este es un tema que he repetido varias veces en mi libro Padres hasta el Final y en mis blogs, por lo que no me sorprende. Mientras que un hijo adulto productivo no espera recibir herencia, es natural, por supuesto que les gustaría – y disfrutarían- una.

Considerando las trabas económicas que nuestro país a enfrentado por varios años, los padres sí se preocupan de si sí o no sus hijos van a mantener un nivel de vida bajo. Esto pone más presión en los padres de tratar de dejar algo.

Lieber dice que los padres y los hijos adultos deben hablar sobre estos asuntos. Su opinión es que los padres atiendan primero a sus propias necesidades y disfruten. Si queda algo para su descendencia está bien. Él recomienda que los padres usen su dinero ahora para crear “recuerdos significativos con la familia” o para asegurarse que (ellos mismos) tengan un cuidado excelente a medida que avanzan a la vejez.

Estas puede que sean conversaciones incomodas, pero tal vez valgan la pena. ¿Y sobre aquél hijo mayor que no cesa de pedir dinero? A menos que usted diga “no”, las peticiones nunca terminarán.

Esta es una pregunta que muchos de los baby boomer por primera vez van a considerar.

Para aquellos que apenas les alcanza, la decisión es fácil. Si el dinero y los bienes se agotan, entonces los hijos quedan por su cuenta. Pero muchos de los boomers apenas van entrando a la jubilación o están pensando en ello. A estas alturas, ya tienen sus bienes y justamente se ponen a pensar sobre la mejor manera de utilizarlos.

El autor y columnista del periódico New York Times Ron Lieber le da en la cabeza a esta pregunta en su artículo del 20 de noviembre del 2014 “Padres, los Hijos Van a Estar Bien. Gasten su Herencia Ahora.” www.nytimes.com/…/parents-the-children-will-be-fin…

Él dice que aunque la mayoría de los jubilados quieren dejarles algo a sus hijos, muchos de estos muchachos no tienen dichas expectativas de sus padres. Lieber cita un estudio de Kyungmin Kim, PhD. y sus colegas publicado el año pasado en The Gerontologist. Encontraron que a pesar del hecho de que el 82% de los padres entre los 59-96 años de edad querían dejar una herencia a sus hijos, solo el 44.6% de hijos entre los 40-60 esperaban obtener una.

Pero curiosamente, hay algunos detalles en la “imprenta pequeña” que valen la pena señalar para nosotros los baby boomers. Los hijos mayores que proporcionan más apoyo, tienen menos expectativas de que sus padres les hereden algo. Pero un hijo mayor que ha estado recibiendo dinero de sus padres, tiende a tener mayores expectativas de continuar recibiendo dinero todavía después de que sus padres fallezcan. ¿Cuál es el mensaje aquí? Que el proveer un flujo constante de dinero a sus hijos adultos no les otorga poderes, sino lo contrario. ¡Esto aumenta el sentido de tener derecho!

Este es un tema que he repetido varias veces en mi libro Padres hasta el Final y en mis blogs, por lo que no me sorprende. Mientras que un hijo adulto productivo no espera recibir herencia, es natural, por supuesto que les gustaría – y disfrutarían- una.

Considerando las trabas económicas que nuestro país a enfrentado por varios años, los padres sí se preocupan de si sí o no sus hijos van a mantener un nivel de vida bajo. Esto pone más presión en los padres de tratar de dejar algo.

Lieber dice que los padres y los hijos adultos deben hablar sobre estos asuntos. Su opinión es que los padres atiendan primero a sus propias necesidades y disfruten. Si queda algo para su descendencia está bien. Él recomienda que los padres usen su dinero ahora para crear “recuerdos significativos con la familia” o para asegurarse que (ellos mismos) tengan un cuidado excelente a medida que avanzan a la vejez.

Estas puede que sean conversaciones incomodas, pero tal vez valgan la pena. ¿Y sobre aquél hijo mayor que no cesa de pedir dinero? A menos que usted diga “no”, las peticiones nunca terminarán.

Leave a Reply

Current day month ye@r *