Visite mi página de Internet

Padres hasta el Final

La Crianza de Hijos Adultos para una Paz Mental y para su Rendición de Cuentas

Pensamiento del Viernes para Reflexionar: Grandes Expectativas Parte V

Publicado el December 26, 2014 | 0 comentarios

por Linda Herman

Traducido por Lupe Hernandez

Grandes Expectativas Parte V

Con sólo un viernes más que queda del año 2014 a partir de hoy, mi serie presentando las Doce Verdades para los Padres de Hijos Adultos continúa.  En muchas familias, las expectativas para las convivencias exceden bastante de la realidad a lo que verdaderamente ocurre.  Cualquiera que sea su situación, puede que encuentre algún mérito considerando las “verdades” de mi libro, Padres Hasta el Final: Cómo la generación “Baby Boomer” Puede dar Crianza a sus Hijos para Tener Paz Mental, Fomentar la Responsabilidad en sus Hijos Adultos, y Mantener su Dinero que con Tanto Trabajo han Ganado.

Comenzando hace cuatro semanas, he presentado dos “verdades” por semana.  Hasta ahora, he hablado sobre las siguientes ocho:

  1. El  amor no lo  conquista todo. 
  2.  El hacer más y más por los demás no traerá amor ni respeto.   
  3.   El amar y el querer a su hijo adulto no son la misma cosa.
  4.   No es ni posible ni prudente tratar a todos sus hijos por igual todo el tiempo.
  5.  Incitar- culpabilidad  no mejora las  relaciones.
  6. Los hijos adultos necesitan sentirse “escuchados” antes de escuchar.
  7. A veces la cosa amorosa que debemos hacer por nuestros hijos, es dejarlos que experimenten las consecuencias desagradables.
  8. Usted no puede escoger a la pareja de su hijo/a

Aquí están las siguientes dos:

9. Sólo usted puede decidir cuánto tiempo “va a aguantar”

Como padres nosotros nunca nos queremos dar por vencidos de nuestros hijos.  Pensamos que si lo hacemos es una señal de abandono.  Para los padres que luchan con el tiempo que deben de aguantar a un hijo adulto desafiante, su situación causa angustia.  Por una lado, algunos miembros de la familia y profesionales bien intencionados abogan por un enfoque de “amor a mano dura”: “Déjelo que toque fondo; Puede que sea bienestar para él.”  Por otro lado, otras personas les dicen que lo único que deben de hacer es seguir amando a ese hijo/a.  ¿Qué tiene que hacer el padre?

La respuesta sólo los padres la tienen.  Ellos, no los profesionales ni los familiares cercanos, tienen que vivir con las consecuencias de sus resultados.  Los padres que ya han llegado a sus límites, por lo regular han agotado sus recursos emocionales, físicos, y financieros antes de decidir poner un alto a sus esfuerzos.  Yo les digo que a esas alturas, su hijo mayor de edad apenas si puede o no está dispuesto a recibir su ayuda.  Es bueno si cambian sus esfuerzos de curar a su hijo por sanarse a sí mismos.

10.  Los desacuerdos pueden ser señales de crecimiento emocional.

Los padres de adolescentes que con anterioridad eran complacientes se irritan cuando el joven comienza a desafiarlos.  En algunas familias, esto pasa a muy temprana edad (antes de la adolescencia o principios de la adolescencia); en otras familias pasa después.  Ya que yo siempre busco lo saludable de lo que está pasando en la familia, tomen esto en cuenta cuando traten de comprender la situación.  Cuando los desacuerdos son relativamente pequeños, es más fácil absorberlos por los padres. Pero cuando son moderados o  “duros”, es más difícil entender y aceptar.

A medida que los jóvenes trabajen en “la danza de la diferenciación”, como la llamo en mi libro, Padres Hasta el Final,  ellos cada vez más tendrán puntos de vista diferentes a los de sus padres.  Tengan cuidado de no ver esto como algo malo.  Puede que sea una señal de crecimiento.  Tomen en consideración el grado de desarrollo de su hijo/a  y su temperamento cuando dichas acciones ocurran.

Por lo tanto, cuando se junten para sus días festivos en la mesa del comedor, y el desacuerdo político comience, recuerden que su hijo/a puede que esté trabajando en algo saludable y normal para su desarrollo.  Y como siempre, hay una línea entre la conducta aceptable e inaceptable.  No toleren comportamiento grosero ni abusivo.

Leave a Reply

Current day month ye@r *