Visite mi página de Internet

Padres hasta el Final

La Crianza de Hijos Adultos para una Paz Mental y para su Rendición de Cuentas

Pensamiento del Viernes para Reflexionar: Viviendo Nuestras Intenciones

Publicado el January 31, 2015 | 0 comentarios

por Linda Herman, LMHC  (1/31/15)

Traducido por Lupe Hernandez

Viviendo Nuestras Intenciones

La semana pasada escribí sobre “las intenciones” y el reto de vivir intencionalmente al mismo tiempo de ser capaz de “estar” en el momento.

Hoy quiero hablar más sobre estas ideas.  El vivir con intención es conocer nuestros valores, propósitos, y el significado.

Nuestras intenciones son directrices que nos dan el esquema a seguir en nuestras vidas cotidianas.  Que fácil es olvidar nuestras intenciones cuando nos sentimos heridos, enojados, o frustrados. Si viviéramos plenamente en el momento cuando estamos muy enojados, podríamos ser como el pequeño que hace berrinche cuando le quitan su juguete.  Quedaríamos consumidos de sentimiento, sin poner atención a la totalidad de nuestra “intención”

Los sentimientos pueden correr fuerte entre los miembros de la familia.  La gente seguido llega a la terapia cuando las situaciones se han intensificado al punto que los sentimientos están crudos.  No pueden ver más allá de su dolor directo y su coraje.  Al menos por ese momento, han puesto sus intenciones a un lado.

Quieren tomar represalias (con la esperanza de que solo sean verbales), o hacer sólo lo opuesto: abandonar. Mi primera tarea en dicha situación es únicamente escuchar.  Las personas no pueden comenzar a considerar alternativas para resolver los problemas si no se sientes escuchados o comprendidos primero.

Puede que los haga reflexionar sobre sus sentimientos, verificando para asegurarme que entiendo su punto de vista.

Aunque entiendo el deseo de de algunos de “darle en la torre a la otra persona”, sé que al hacerlo no será sin consecuencias, con mayor razón si la venganza está cargada de acciones y palabras duras. Es entonces cuando les sugiero que veamos sus “intenciones.”

Les hago el siguiente tipo de preguntas: ¿Cuál es la meta aquí de tu respuesta, construir, o echar abajo? ¿Quieres acercarte o distanciarte más con esta persona?

Esto por lo general conduce a un poco de reflección. No les digo a mis clientes lo que “deben” de hacer; más bien sugiero que algunas formas de acción particulares tienden a perjudicar la relación mientras que otras pueden llevar a un vínculo más estrecho. La mayor parte del tiempo, las personas no quieren “echar abajo” o empeorar las cosas.  Pero no están seguros de cómo responder a la herida que sienten.

Los terapeutas les pueden ayudar a los clientes a que salgan con alternativas diferentes a lo que nos les ha funcionado.  Esto no significa endulzar una contestación negativa.  Si no que significará quitar el lenguaje que cataloga negativamente o degrada a otro.  También significa estar conciente del lenguaje que lleva comentarios como “tu siempre…” o “tu nunca…”

Mi papel es ayudarle a la gente a clarificar su leguaje para que ellos puedan decir lo que les “gusta, lo que no les gusta, lo que quieren y no quieren” en una relación.  Pueden llegar exactamente al punto, sin hacer menos en absoluto a la otra persona.

Vivir en el presente no es fácil.  Conocer sus intenciones/propósitos es una guía invalorable en el camino.

 

Leave a Reply

Current day month ye@r *