Visite mi página de Internet

Padres hasta el Final

La Crianza de Hijos Adultos para una Paz Mental y para su Rendición de Cuentas

Pensamiento del Viernes para Reflexionar: Dejar o No dejar (una herencia)

Publicado el October 24, 2014 | 0 comentarios

por Linda Herman, LMHC

Traducido por Lupe Hernandez

 

Dejar o No dejar (una herencia)

Esta es una pregunta que muchos de los baby boomer por primera vez van a considerar.

Para aquellos que apenas les alcanza, la decisión es fácil. Si el dinero y los bienes se agotan, entonces los hijos quedan por su cuenta. Pero muchos de los boomers apenas van entrando a la jubilación o están pensando en ello. A estas alturas, ya tienen sus bienes y justamente se ponen a pensar sobre la mejor manera de utilizarlos.

El autor y columnista del periódico New York Times Ron Lieber le da en la cabeza a esta pregunta en su artículo del 20 de noviembre del 2014 “Padres, los Hijos Van a Estar Bien. Gasten su Herencia Ahora.” www.nytimes.com/…/parents-the-children-will-be-fin…

Él dice que aunque la mayoría de los jubilados quieren dejarles algo a sus hijos, muchos de estos muchachos no tienen dichas expectativas de sus padres. Lieber cita un estudio de Kyungmin Kim, PhD. y sus colegas publicado el año pasado en The Gerontologist. Encontraron que a pesar del hecho de que el 82% de los padres entre los 59-96 años de edad querían dejar una herencia a sus hijos, solo el 44.6% de hijos entre los 40-60 esperaban obtener una.

Pero curiosamente, hay algunos detalles en la “imprenta pequeña” que valen la pena señalar para nosotros los baby boomers. Los hijos mayores que proporcionan más apoyo, tienen menos expectativas de que sus padres les hereden algo. Pero un hijo mayor que ha estado recibiendo dinero de sus padres, tiende a tener mayores expectativas de continuar recibiendo dinero todavía después de que sus padres fallezcan. ¿Cuál es el mensaje aquí? Que el proveer un flujo constante de dinero a sus hijos adultos no les otorga poderes, sino lo contrario. ¡Esto aumenta el sentido de tener derecho!

Este es un tema que he repetido varias veces en mi libro Padres hasta el Final y en mis blogs, por lo que no me sorprende. Mientras que un hijo adulto productivo no espera recibir herencia, es natural, por supuesto que les gustaría – y disfrutarían- una.

Considerando las trabas económicas que nuestro país a enfrentado por varios años, los padres sí se preocupan de si sí o no sus hijos van a mantener un nivel de vida bajo. Esto pone más presión en los padres de tratar de dejar algo.

Lieber dice que los padres y los hijos adultos deben hablar sobre estos asuntos. Su opinión es que los padres atiendan primero a sus propias necesidades y disfruten. Si queda algo para su descendencia está bien. Él recomienda que los padres usen su dinero ahora para crear “recuerdos significativos con la familia” o para asegurarse que (ellos mismos) tengan un cuidado excelente a medida que avanzan a la vejez.

Estas puede que sean conversaciones incomodas, pero tal vez valgan la pena. ¿Y sobre aquél hijo mayor que no cesa de pedir dinero? A menos que usted diga “no”, las peticiones nunca terminarán.

Esta es una pregunta que muchos de los baby boomer por primera vez van a considerar.

Para aquellos que apenas les alcanza, la decisión es fácil. Si el dinero y los bienes se agotan, entonces los hijos quedan por su cuenta. Pero muchos de los boomers apenas van entrando a la jubilación o están pensando en ello. A estas alturas, ya tienen sus bienes y justamente se ponen a pensar sobre la mejor manera de utilizarlos.

El autor y columnista del periódico New York Times Ron Lieber le da en la cabeza a esta pregunta en su artículo del 20 de noviembre del 2014 “Padres, los Hijos Van a Estar Bien. Gasten su Herencia Ahora.” www.nytimes.com/…/parents-the-children-will-be-fin…

Él dice que aunque la mayoría de los jubilados quieren dejarles algo a sus hijos, muchos de estos muchachos no tienen dichas expectativas de sus padres. Lieber cita un estudio de Kyungmin Kim, PhD. y sus colegas publicado el año pasado en The Gerontologist. Encontraron que a pesar del hecho de que el 82% de los padres entre los 59-96 años de edad querían dejar una herencia a sus hijos, solo el 44.6% de hijos entre los 40-60 esperaban obtener una.

Pero curiosamente, hay algunos detalles en la “imprenta pequeña” que valen la pena señalar para nosotros los baby boomers. Los hijos mayores que proporcionan más apoyo, tienen menos expectativas de que sus padres les hereden algo. Pero un hijo mayor que ha estado recibiendo dinero de sus padres, tiende a tener mayores expectativas de continuar recibiendo dinero todavía después de que sus padres fallezcan. ¿Cuál es el mensaje aquí? Que el proveer un flujo constante de dinero a sus hijos adultos no les otorga poderes, sino lo contrario. ¡Esto aumenta el sentido de tener derecho!

Este es un tema que he repetido varias veces en mi libro Padres hasta el Final y en mis blogs, por lo que no me sorprende. Mientras que un hijo adulto productivo no espera recibir herencia, es natural, por supuesto que les gustaría – y disfrutarían- una.

Considerando las trabas económicas que nuestro país a enfrentado por varios años, los padres sí se preocupan de si sí o no sus hijos van a mantener un nivel de vida bajo. Esto pone más presión en los padres de tratar de dejar algo.

Lieber dice que los padres y los hijos adultos deben hablar sobre estos asuntos. Su opinión es que los padres atiendan primero a sus propias necesidades y disfruten. Si queda algo para su descendencia está bien. Él recomienda que los padres usen su dinero ahora para crear “recuerdos significativos con la familia” o para asegurarse que (ellos mismos) tengan un cuidado excelente a medida que avanzan a la vejez.

Estas puede que sean conversaciones incomodas, pero tal vez valgan la pena. ¿Y sobre aquél hijo mayor que no cesa de pedir dinero? A menos que usted diga “no”, las peticiones nunca terminarán.

Leave a Reply

Current day month ye@r *

Pensamiento del Viernes para Reflexionar: Todo se remonta al “Carácter”

Publicado el October 10, 2014 | 0 comentarios

por Linda Herman, LMHC

Traducido por Lupe Hernandez

Todo se remonta al “Carácter”

Me lleno de indignación sobre la reciente publicidad de violencia de Ray Rice hacia su esposa.  Pero vamos a ir más allá de desacreditar al NFL y de exigir programas que enseñen al hombre como debe comportarse.  ¿Qué tal las influencias en la vida de estos jóvenes antes de que lleguen a una edad adulta? ¿Estamos tratando de decir que la única forma que estos hombres van a aprender a tratar bien a las mujeres es por medio de un “programa” privado o público?

Qué lástima ignorar la crianza de estos chicos y los años de oportunidad que tuvieron para crecer como individuos sanos.  Y no hay que echarles toda la culpa a los chicos.  Los movimientos de la mujer de los años 60/70 se enfocaron en el empoderamiento de las mujeres.  En aquel entonces se veía mal cuando a las mujeres se les trataba como objeto sexual.  Y aún así, hoy en día, la vestidura de las mujeres nunca ha sido tan provocativa sexualmente.  Las mujeres durante su vida dan y reciben señales confusas por parte de los hombres.  Puede que esta sea una de las épocas más difíciles para crecer.

Un comportamiento abusivo NUCA es bueno, no importa si se es famosos o no.  Hemos acertado enseñándoles a los niños sobre los comportamientos intimidantes.  Que tal también enseñarles sobre las características que forman lo opuesto: ¿a una persona “decente”?

He aquí algunas ideas para los padres y los abuelos:

  • Enseñen a sus hijas/nietas sobre “investigar” a los hombres que entran en sus vidas.

¿Trabaja o va a la escuela?  ¿Tiene un historial (a tu saber) de algún comportamiento vulgar o agresivo? ¿Le gusta la música que degrada a la mujer? ¿Tiene algún problema de adicción? ¿Se muestra él más interesado en que se conozcan sexualmente que saber alguna otra cosa más sobre de ellas?  Estas son preguntas que vale la pena contestar antes de que se involucren demasiado con alguien.  Inicie conversaciones de esta índole.

A las mujeres se les olvida que ellas deciden a quien quieren citar y con quien se van a la cama. Si las jóvenes se entregan con facilidad, esto no fomenta el respeto por parte de los hombres.  Lo más probable es que ocurra lo contrario.  Con su modo de vestir y su comportamiento, la hembra envía mensajes a los hombres. Dejen que ellas sean las que digan no soy un “blanco” fácil.

  • Enseñen a sus hijos/nietos cómo deben tratar a las mujeres.

¿Cómo es que los hombres aprenden a tratar a las muchachas y a las mujeres? Enseñen a sus hijos las cortesías básicas como el abrir la puerta para que entre la mujer (probablemente anticuado para algunos) o cuando caminen con una muchacha, tomar el lado de la calle suena como insignificante, pero transmite un gran mensaje de atención y respeto.

Usted siempre está dando ejemplos de sus valores. . Compórtese como un padre, no como un cuate.   Corrija a sus hijos e hijas cuando sea necesario.  Ponga en desafío la versión de sexualismo de la televisión MTV.  Sus hijos/nietos puede que la acusen de estar fuera de sintonía con la época, pero ellos nunca aprenderán de la televisión ni de las amistades como controlarse o guardar respeto.

  • No tema hablar sobre el carácter.  Por temor a sonar como juez, evitamos el hablar sobre esto, aún cuando todos crecimos sabiendo la diferencia entre lo bueno y lo malo de la integridad.  Hoy en día somos más propensos a decir que todo psicológico, que a decir que el comportamiento está “mal”.

Estos temas son de gran interés para mí. En especial pongo atención al carácter de aquellos que están en una posición de influenciar a otros.  ¿Qué es los que están mostrando?

A nivel escolar local, ¿cómo están nuestras escuelas tocando este punto de desarrollo de carácter?

Voy a investigar más sobre lo anterior y a escribir más acerca este tema en mis futuros blogs.

Disfruten su fin de semana.

 

 

 

Leave a Reply

Current day month ye@r *

Pensamiento del Viernes para Reflexionar: Los Mayores Temores de los Padres

Publicado el September 26, 2014 | 0 comentarios

por Linda Herman, LMHC

Traducido por Lupe Hernandez

Los Mayores Temores de los Padres

 

Hace poco una conocida me preguntó si debería de estar manteniendo a su hijo adulto económicamente. Tuve que hacerle algunas preguntas antes de contestar.  Cosas como:

  • ¿Ha estado trabajando? Y si no, ¿cuáles son las circunstancias?
  • ¿Está viviendo de forma independiente ahora?
  • En general, ¿cuál es su nivel funcionamiento?
  • ¿Cuál es tu mayor temor si dejas de ayudarlo?

Aunque todas estas preguntas son importantes, la última es la más crítica. Los padres con un hijo mayor de edad, que consideran el riesgo, temen a lo que podría suceder si dejan de ayudar. He aquí los temores más comunes:

  • Se quedará sin techo, durmiendo en su coche o debajo de un puente en algún lugar.
  • Se hundirá más profundamente en la depresión o en el consumo de drogas.
  • Se suicidará.

Con esos tipos de temores, la mayoría de las madres simplemente NO pueden dejar de dar apoyo económico, ya sea proporcionado un lugar donde vivir o con los fondos para vivir en otro lugar.  Absolutamente entiendo su amor y el temor por él o ella.  Y, eso es precisamente por lo que NUNCA le diría a los padres en la terapia de que simplemente  sacaran a su hijo del hogar. No quiero que los padres regresen y me digan que siguieron mis recomendaciones y que su hijo o hija tomó una sobredosis.

Pero puedo y hablo sobre temas que se relacionan.  Para empezar, durante mis años como terapeuta he visto cientos de situaciones.  Es raro que un joven adulto “atrapado” emocionalmente o debido a los estupefacientes, de pronto se despierte un día y adopte una nueva actitud y un cambio de vida.  A pesar de sus quejas a lo contrario, muchos jóvenes adultos que están estancados se conforman con ese estilo de vida predecible de poca responsabilidad. A consecuencia el mundo parece intimidante y esa persona joven llega a creer que en el mundo no existe un lugar para él.  Se aísla aun más, perpetuando su falta de madurez. .

Hay consecuencias por sus acciones y por las de sus padres.  Los hermanos trabajadores y productivos resienten a aquel hermano o hermana del que no se espera nada. Se sienten mal por sus padres y furia a la vez.  Las relaciones entre los padres se vuelven tensas, cuando los padres no están de acuerdo en la forma en que se está llevando el asunto en el hogar.

El cambio no tiene que suceder de pronto.  A veces, y seguido con dificultad, los padres triunfan aumentando gradualmente las expectativas de sus hijos o diminuyendo la “ayuda” que les proveen. Ya sea no dando dinero para la gasolina, los cigarrillos, o el teléfono.   También puede que signifique no tener acceso al vehículo a menos que el joven lo use para buscar trabajo o como medio de transportación para ir al trabajo.

Si un padre piensa que su hija necesita un tratamiento para la adicción, entonces le pueden ofrecer llevarla al centro de rehabilitación y/o darle la información para que ella se comunique. Algunos padres ponen esto como una condición, ya sea someterse o completar el tratamiento, para permitir que su joven se pueda quedar en casa. Los padres tienen que tener limites y los jóvenes tienen que saber cuales son.  Es por naturaleza humana empujar a los padres a sus límites,  especialmente cuando el niño ha estado manipulando exitosamente a mamá o a papá. No hay cambio que no incomode a todos los interesados.

Si los padres insisten en que el joven se vaya, les recomiendo que les den recursos, por ejemplo, nombres de agencias, albergues, números telefónicos de amistades o miembros de la familia que les puedan ofrecer vivienda temporal. A pesar de lo que los padres hagan, a veces los finales son trágicos.  La mamá o el papá reciben la llamada que han temido – que su hijo ha dejado de existir.

Los padres no tienen forma de predecir con exactitud el resultado de su hijo o hija si les aumentan sus expectativas.  Pero estoy muy segura de cuales son los resultados si permiten que la situación continúe así: Nada… ningún cambio, no desarrollo, solo un joven, cada vez mas desilusionado con poca confianza para afrontar los retos de la vida adulta. Estas no son decisiones fáciles.

Tome su tiempo; reflexione; no permita que nadie decida por usted.

 

Leave a Reply

Current day month ye@r *

Pensamiento del Viernes para Reflexionar: Cuándo los Padres Deben de Dejar de Entrometerse

Publicado el September 12, 2014 | 0 comentarios

Cuándo los Padres Deben de Dejar de Entrometerse

por Linda Herman

Traducido por Lupe Hernandez

Amy Dickinson, cuya columna “Ask Amy” (pregúntaselo a Amy) aparece en el Seattle Times, con frecuencia le da al clavo cuando se trata de asuntos relacionados con los hijos adultos. El 18 de agosto se enfocó en los padres de hijos mayores de edad, en particular la madre.

El redactor de la carta en esta situación fue el padre, quien supuestamente quedó atrapado entre su hija y su esposa. He aquí el dilema: La hija, de 24 años de edad y egresada universitaria, está enamorada de un joven. El joven acaba de comenzar la universidad y sus planes son de enseñar mientras trabaja para realizar su sueño de llegar a ser un escritor exitoso. Él está enamorado de su hija y se quiere casar con ella.

No suena tan mal, ¿verdad? Ah, pero para la madre si lo es. Ella ya ha catalogado a su posible yerno como “un flojo, sin rumbo, y no lo suficiente bueno para su hija única.” Caramba. El papá está trabajando con ambas partes – tratando de conseguir que la madre acepte, y ayudando a “demostrar” a la joven pareja de que su esposa está errónea.

Conozco a padres que darían cualquier cosa por tener a un joven como este es su familia: no drogadicto, enamorado y dispuesto a casarse con su hija, motivado a trabajar, estudioso, y con una pasión. No veo nada de malo con este cuadro, al menos no para la joven pareja. Amy dijo sin tapujos que “la única que necesitaba un ajuste de actitud” es la esposa. Ella le aconseja al padre que se quite de en medio y que le haga entender a su esposa – ‘Que si no puede aprender a tolerarlo y ellos se casan, entonces vas a estar muy solitaria.’

Solo para que no olvidemos: Nuestros hijos tienen que seguir sus propios sueños, no los sueños que nosotros tenemos para ellos. ¿Queremos mantener una relación con nuestros hijos adultos, o queremos aislarlos?

Hay que tener y transmitir fe en que ellos pueden tomar decisiones inteligentes. Si no lo hacen, podemos apoyarlos y ser un recurso si quieren que juguemos ese papel. Nuestros hijos son más propensos a tener buen juicio si no los distraemos poniéndoles presión y resistencia. Es el curso natural de las cosas.

La necesidad de diferenciarse uno mismo de sus padres es a veces más fuerte que el sentido común. Si una joven tiene que demostrar que sus padres están equivocados, puede que deje a un lado su mejor juicio mientras que trata de alejarlos. He hablado con jóvenes de ambos sexos que me cuentan de las acciones que han tomado (solo para resistir la presión paternal), a conciencia de que no son de su mejor interés.

No pongan a sus hijos adultos en esa situación. Apoye las decisiones adultas que claramente no representan un peligro para nadie. Puede que ellos tengan razón.

Leave a Reply

Current day month ye@r *

Pensamiento del Viernes para Reflexionar: Es Su Trabajo Ser Realista, No Ser Bueno.

Publicado el August 29, 2014 | 0 comentarios

por Linda Herman

Traducido por Lupe Hernandez

 

Nota: ¡Este es mi mensaje número 100!

Es Su Trabajo Ser Realista, No Ser Bueno.

¿Qué? Esto no fue lo que aprendí cuando crecía.  Pensé que el ser una hija, una esposa, y una madre significaba ser una buena persona.  ¿No es así?

Para la mayoría de la gente, el ser bueno es fácil.  Para las mujeres en especial, valoramos la confluencia, esto es, llevarse bien, la unión.  El conflicto nos incomoda. En consecuencia, con mucho dolor hacemos lo posible para evitar el desacuerdo.

Quiero que me traten con amabilidad en mis actividades cotidianas, si estoy trabajando, cuando ando de compras, en mis citas con el doctor, en mis visitas con la familia y amistades.  La verdad es, sin embargo, que el ser bueno tiene su lugar y sus límites.  Las relaciones no se pueden sostener sin algo de conflicto y los medios para resolverlos.  El simple hecho de ser amable no conduce a las persona por los momentos difíciles de un matrimonio, de una amistad, o de la crianza de los hijos.  Les voy a poner un ejemplo fácil;  aquellos padres que son muy consentidores con sus hijos pueden fallar en ponerles límites a sus niños que les proporcionarán seguridad y lecciones sobre la vida.  No siempre podemos ser los amigos de nuestros hijos.  Tenemos que comunicarles mensajes que a veces no quiere escuchar.

Somos “reales” con nuestros hijos cuando establecemos limites apropiados, les damos sugerencia  (positiva y negativa), les permitimos experimentar las consecuencias naturales, y los hacemos responsables de sí mismos.  Cuando no les gusta lo que los padres tienen que decir,  seguido los niños pequeños los acusan de ser “malos.”  En la crianza de nuestros hijos se espera esto, por lo tanto, como les dije anteriormente, este es relativamente un ejemplo “fácil” de ser realista.

En nuestras relaciones con hijos adultos, esposos, parejas, o amistades, ser sincero puede ser un poco más difícil. Por lo tanto, podemos ser auténticos sin ser agresivos, reales sin ser destructivos.  De hecho, para mantener relaciones positivas, el buscar maneras de comunicar nuestros sentimientos profundos en una forma no destructiva, es fundamental.

He aquí algunas reflexiones de como ser genuinos en nuestras relaciones:

  • Cuando sienta temor de comunicar algo de importancia, piense en su objetivo.  ¿Quiere construir o derribar, estar más cerca o alejarse?  La mayoría de nosotros diríamos que queremos construir y acercarnos, pero nuestras acciones no siempre nos conducen hacia ese rumbo.  Tenemos que actuar con un enfoque constructivo.
  • La gente se preocupa de que van a herir a la persona con quien tienen un problema. Asegúrese de que usted le de un mensaje completo a esa persona.  Por ejemplo,  puede que usted le quiera hacer un comentario negativo a una amistad en el trabajo, pero usted no quiere que ella sienta que no le simpatiza o que no la aprecia.  Un mensaje “completo” puede incluir el mencionar lo agradable que es trabajar con ella, y que usted no desea estropear su amistad, pero que usted tiene que hablar sobre un asunto que le concierne.  Después hable sobre lo que le preocupa.

Toastmasters International proporciona a las personas excelentes habilidades evaluando los discursos de los demás.  Comienzan sus evaluaciones comentando sobre lo que les agradó;  hacen sus comentarios constructivos;  y terminas sus evaluaciones con una nota positiva.

  • Sea un buen oyente.  El escuchar es una gran parte de una comunicación eficaz. Asegúrese de reconocer el punto de vista y los sentimientos de la otra persona.  Esto no significa que usted tiene que estar de acuerdo con él.  En mi oficina, la queja principal que escucho en la terapia de parejas es que  uno o los dos no sienten que los escuchan o que son comprendidos por el otro.  Escuchar bien no significa saltar en seguida en defensa propia.  Significa escuchar sin juzgar la perspectiva, las creencias, o los sentimientos de la otra persona.

Siempre existe algún riesgo involucrado cuando somos francos con los demás, pero la sinceridad, transmitida cuidadosamente puede profundizar tanto la conversación como la relación.  Haga la prueba.

 

Leave a Reply

Current day month ye@r *

Pensiamento del Viernes para Reflexionar: Sándwiches de Crema de Cacahuate

Publicado el August 16, 2014 | 0 comentarios

Por Linda Herman

Traducido por Lupe Hernandez

Sándwiches de Crema de Cacahuate

¿Cuántos de ustedes recordarán lo que tenían para el almuerzo de verano en su casa cuando estaban en la primaria o en la secundaria, cualquiera sea el caso?  Sé que nosotros comíamos bastantes sándwiches de mortadela, crema de cacahuate con mermelada, y lo que sobraba del jamón en sándwiches de jamón.  Cuando mi madre estaba en casa, ella nos hacia comer apio, una zanahoria, o una manzana.  Luego nos lo pasábamos con un vaso de leche.  Si había galletas en la casa, nos comíamos una o dos.

Nada del otro mundo, pero funcionaba y nos criamos bien.  Mi madre, una graduada de escuela secundaria, sabía que el alimentar a sus hijos era una parte esencial de su “trabajo”.  Si no estaba en casa, se aseguraba de que hubiera algo de los alimentos básico en la alacena.

Pero el panorama de la hora del almuerzo ha cambiado.  En varios sitios de las comunidades de todo el país,  cualquier persona de 18 años y menores puede llegar y conseguir una comida nutritiva de mediodía de forma gratuita a través de los Programas de Alimentos de Verano de USDA.  “Los niños” no se pueden llevar la comida a la casa.  Los encargados de estos programas quieren asegurarse de que sean los niños los que reciben el alimento.  Y claro, los padres no son elegibles para estos almuerzos.

El razonamiento detrás de estos programas es simple: Ayudar a los niños a mantener una nutrición segura mientras que no hay escuela.

Pero las ramificaciones de estos programas son complejas.

Como terapeuta, estoy en sintonía con los mensajes subyacentes de nuestras acciones como individuos y como nación. Así fue que con interés y con cuidado he considerado algunos de los mensajes implícitos de este programa aparentemente bien-intencionado.

  • Lo primero que me llama la atención es la idea de que  los padres no pueden encontrar la manera de poner un almuerzo simple pero nutritivo en la meza de sus hijos.  El punto aquí es que tenemos tan poca fe en las madres y los padres de nuestra nación que ¿el gobierno tiene que asegurarse de que los niños coman adecuadamente?  Si este es el caso, entonces estamos en problemas.
  • ¿A quién le pertenece la tarea de asegurarse absolutamente que sus pequeños coman? Si suponemos que, efectivamente, los padres son lo suficientemente geniales para preparar una comida, ¿entonces por qué no estos padres amorosos  hacen lo mejor posible para que esto suceda?  ¿Hay un mensaje subyacente de que a los padres de hoy en día no les interesa?  Ya que los programas están diseñados para gente de bajos recursos, ¿tenemos que llegar  a la conclusión de que ellos se preocupan menos por sus hijos que los padres opulentos?  Si esa es la conclusión, yo diría que este es un estereotipo muy negativo de los económicamente menos afortunados de la nación.

No solo se transmiten mensajes subyacentes, sino que también llevan consecuencias no  intencionales.

 

  • En primer lugar, el alimentar a nuestros propios hijos es una función de los padres, básica de los seres humanos y de todas las especies. Dejar que el gobierno entre y tome ese papel les roba a los padres la oportunidad de ser responsables de sus hijos en esta área.  Es más fácil para los padres desconectarse y solo enviar a sus hijos a que coman en otro lugar y asumir que alguien más debe prepararles su comida.
  • Como espero, esto lo comunico con frecuencia en mis blogs, el hacer más y más por la gente nunca conduce a una mayor independencia y apoderamiento.  Por lo contrario ocurre lo opuesto.

No solo el incrementar la “ayuda” de este tipo socava la función de la familiar, sino crea más dependencia, en este caso del gobierno.

  • ¿Quién estará dispuesto a ser la “persona ruin” que ponga un alto a dichos programas si al gobierno se le acabara el dinero?  ¿Usted  ha comenzado a decirle  “no” a alguien que está acostumbrado a que le de algo?  Me imagino que estos almuerzos están aquí para quedarse.

Para que no me vean como una persona descorazonada, permítanme hacer algunos comentarios de clausura.  Tengo una gran fe en que las personas harán lo correcto cuando lo tenga que hacer, y eso incluye el cuidado de sus familias.  Si en verdad, la gente no tiene los medios ni la disposición para hacer un almuerzo saludable, tal ves el dinero de este programa sería mejor gastado en invitar a los padres a aprender consejos de preparación de alimentos y darles los ingredientes para llevar a casa y que los preparen ellos mismos.

Incluso si no está en la lista de alimentos nutritivos aprobados, el tener un sándwich casero de crema de cacahuate y mermelada, puede que en ocasiones funcione muy bien.

 

Leave a Reply

Current day month ye@r *

Pensamiento del Viernes para Reflexionar: El Deceso de Archie

Publicado el August 1, 2014 | 0 comentarios

por Linda Herman, LMHC

Traducido por Lupe Hernandez

El Deceso de Archie

La primera vez que se me introdujo a la revista de chistes del personaje Archie fue en los años 1950. Mi hermano tenía un amigo que su mamá trabajaba para una distribuidora de revistas. Por buena suerte, las que le sobraban terminaban en nuestra casa, en condiciones perfectas (excepto por la portada, que se la tenían que quitar.)

Casi cada mes, nos dábamos el lujo de recibir estas revistas cómicas. Entre las variedades que recibíamos, incluía las de Dick Tracy, Archie que era mi favorita. Él era lo más profundo que en mis primeros años de primaria yo podía comprender. Escuchaba a algunas de las amigas de mi hermana mayor y en ocasiones las oía hablar de sus novios, pero el tener una cita amorosa estaba completamente fuera de mi campo.

Archie fue la introducción benigna al tema de las relaciones. Para ustedes que lo conocen, a él lo pretendían dos muchachas: Verónica y Betty. Tuve la suerte de ser tan ingenua que el elenco de personajes en esta revista optimista y sutil en sus chistes cumplió los requisitos de las lecciones que necesitaba sobre las citas amorosas en los años cincuentas.

Después de unos años, seguí adelante, dándome cuenta muy pronto que el mundo es mucho más complicado de lo que pensaba en ese entonces. Nunca mas le eché una mirada atrás a Archie, supuse que, así como Dennis the Menace, él nunca creció.

¡De que creció, sí lo hizo! Y fue exactamente durante nuestra época contemporánea. Echaba de menos los años posteriores, pero el Archie del 2014 considera los temas calientes de la actualidad. Desgraciadamente, cuando me enteré que aun existía, me di cuenta que estaba a punto de enfrentarse a su final mortal.

No por medio de un accidente automovilístico o por una enfermedad, sino en las manos de un personaje pistolero que quiere matar al amigo homosexual de Archie, el Senador Kevin Keller. Archie se para entre el pistolero y toma la bala por el senador.

¡Caray! Aquí no hay inocencia. La era del “viejo” Archie se esfumó. No lo encontraras por cablevisión ni por el Internet. Hoy en día no existe ningún tema fuera de lugar. ¿Es esto terrible? Algunos puede que pienses que sí lo es. Ustedes puede que quieran que sus hijos y sus nietos se aferren a su inocencia lo más que puedan.

Pero tal ves los programas de hoy y la caída de Archie puede que tengan un propósito: el de mantener la conversación abierta sobre los problemas actuales. Yo apoyo todo esto, siempre y cuando, las conversaciones sobre nuestros diferentes puntos de vista se hagan con respeto. No se puede logran nada en una relación, en una familia, o en un país cuando nos comenzamos a gritar o a insultarnos. Hay que abrir espacio para los Archies del futuro, quienes eficazmente pueden tocar diferentes temas, incluyendo la inmigración, las cuestiones de género, el diseño de la evolución contra la inteligencia, y el mejor camino para el futuro de nuestra nación.

Y a lo mejor, si corremos con suerte, Archie no tienen morir.

Leave a Reply

Current day month ye@r *

Pensamiento del Viernes para Reflexionar: El 4 de Julio del 2014

Publicado el July 19, 2014 | 0 comentarios

por  Linda Herman, LMHC

Traducido por Lupe Hernandez

 

El 4 de Julio del 2014

En los años que llevo de vida he pasado por más de sesenta 4s de julio. En mi niñez fui a las celebraciones de fuegos artificiales que presentaban los inmigrantes Italianos de Youngstown, Ohio. Antes de los fuegos artificiales de por la noche, mi familia asistía a un día de campo Rumano-Americano del 4 de julio. Los años cincuenta eran una época de relativa inocencia; no nos bombardeaban los medios de comunicación con los supuestos siniestros puntos vulnerables de Estados Unidos que muchos están listos para señalar hoy en día. Nuestras familias amaban a América y con orgullo elevaban la bandera.

El Pew Research de la semana pasada reporta – http://www.people-press.org/2014/06/26/the-political-typology-beyond-red-vs-blue/– que sólo el 40% de “Liberales Sólidos” están orgullosos de ser americanos, en marcado contraste con lo que cuentan las noticias: Muchos niños de América Central están inundando a través de nuestra frontera sur. Las especulaciones varían entre los 50,000 y los 90,000, pero continúan llegando, la mayoría sin sus padres.

¿Por qué quieren venir aquí? ¿Venir a un país que trata de oprimir a su gente? ¿Qué tal con la reciente decisión del Tribunal Supremo sobre Hobby Lobby – de acuerdo con Hilary Clinton – se está moviendo en dirección de los países que toman posiciones extremas en contra de las mujeres? ¿Recomendaría Michael Moore que mejor se fueran a Cuba?

Sabemos porque vienen aquí: Para una vida mejor. Yo vivo en una ciudad en donde sólo el 55% son caucasianos. Kent, Washington, un suburbio al sur de Seattle, ha recibido a muchos inmigrantes que hasta el Distrito Escolar de Kent es uno de los más diversos en los Estados Unidos. De acuerdo a reportes oficiales, existen 138 idiomas que se hablan en la actualidad en las escuelas. www.kentreporter.com/news/212790641.html

Mi ciudad es diversa; mi vecindario es diverso. Algunas veces cuando camino por las mañanas no veo a ningún otro “blanco”. Con regularidad me encuentro con personas de Vietnam, Hong Kong, India, Norte de África, México, y Samoa – a veces usan su vestidura tradicional. La gente no hace alarde de la exclusividad de su cultura. Sólo viven sus vidas, trabajando, criando a sus familias y, (conforme escribo esto esta noche), celebrando por las calles con sus familiares, sus amistades, y los fuegos artificiales.

Sus historias son con frecuencia absorbentes. Un inmigrante de Ucrania de veinticuatro años de edad vino cuando era un adolescente. Ahora es un ciudadano que trabaja por su cuenta haciendo remodelaciones y que además tiene su trabajo regular. Disfruta hacer comentarios sobre su vida en America comparándola con su vida en Europa Oriental. “allá en mi casa”, me dijo, “mis amistades hacen el mismo trabajo que yo. Sólo que allá no hay empleo. Se emborrachan todos los días. No tienen beneficencia social, ni desempleo, ni seguro social.” Existe muy poca esperanza.

No puede entender la negatividad de la prensa sobre nuestro país. Él vino aquí no viendo obstáculos, sino un sin número de oportunidades. “Si trabajas duro, puedes lograr casi cualquier cosa.”

Que regalo el ver a los Estados Unidos através de sus ojos, y no através de los pesimistas. Y que regalo para mí el hacerme recordar de ese mismo espíritu de iniciativa que poseía mi abuelo rumano que él mismo vino cuando era un adolescente.

Con la esperanza de que el 4 sea un magnífico día y que puedan encontrar el motivo para sentirse orgullos de nuestro país.

Deje una Respuesta

Leave a Reply

Current day month ye@r *

Pensamiento del Viernes para Reflexionar: Los Mileniales y Su Malestar

Publicado el July 4, 2014 | 0 comentarios

Por Linda Herman

Traducido por Lupe Hernandez

 

Los Mileniales y Su Malestar

Pensamos que la generación de los Baby Boomers es de la que más se ha escrito.  Pero podemos estar equivocados, según Raffi Wineburg, quien escribió una columna como invitado en The Seattle Times el 19/06/14. (Guest: Millennials are not biology lab frogs — stop  The Seattle Times)

De acuerdo con  el  Sr. Wineburg, los mileniales están bajo “constante escrutinio” que no es muy favorable.  “Una día, todos somos absolutamente egoístas, mequetrefes auto fotografiados de la ‘generación yo.’  Después, somos  abnegados y merecemos una disculpa oficial de The New York Times.”

Sin embargo, no pienso que lo que le preocupe es que se ha escrito bastante sobre su generación, si no la realidad del mundo en el que han pasado a ser adultos.  De acuerdo con The Atlantic Monthly www.theatlantic.com/…millennialsin…/283752/ , los mileniales están en la peor situación que cualquiera otra generación previa.  Wineburg señala una taza de desempleo del 15% para estos jóvenes entre los 16 y 24 años de edad.  Esto no pinta un buen cuadro.

Así como Wineburg, un sinnúmero de mileniales que no pueden conseguir trabajo, recurren a los puestos de internos.  Mientras que esto es común durante los años universitarios, los puestos de internos se han convertido considerablemente en substitutos de trabajo para los egresados.  Esta es una forma de adquirir experiencia para abrirse paso a una empresa.  Dichos “cambios de profesión”  eran en su mayoría desconocidos para nosotros los boomers. Por lo que de hecho los mileniales enfrentan un ambiente diferente de trabajo.

El cuadro es aún más sombrío para aquellos que no tienen títulos universitarios.  Este grupo, de acuerdo a un estudio reciente de Pew Research reportó en Salon.com, está a riesgo de convertirse en una clase marginada permanente.  Los norteamericanos entre el grupo de 25-32 años de edad que no tienen educación universitaria ganan anualmente $17,500 menos que sus compañeros que han terminado la universidad.

Una de las soluciones que se está implementando en Seattle es el incremento gradual de 15 dólares la hora por salario mínimo.  Aun así, aquellos jóvenes faltos de educación después de la secundaria, pueden ganar $27,300 en un trabajo de principiantes por 35 horas a la semana.

Aumentar el salario mínimo no es obviamente la única solución.  ¿Qué hay de estimular el desarrollo económico y el crecimiento de empleo mediante la concesión de incentivos fiscales para las empresas que generan o expanden sus negocios en varias regiones? Estamos lo suficientemente lejos de alcanzar los recursos alternos para que el combustible sea para bienestar común que deberíamos de avanzar con el gasoducto que traerá el combustible y los empleos a nuestro país.

Finalmente, podemos cambiar la forma en que funciona la educación en la escuela secundaria por medio de colaboración pública-privada en varios programas de formación profesional u oficios.  Los estudiantes de estas profesiones saldrían de la escuela secundaria con un conjunto de habilidades específicas que conducirían directamente a una fuente de trabajo  o a un desarrollo más avanzado de habilidades profesionales.

El futuro les pertenece a los milenarios y a aquellos que vienen detrás.  Hay que mejorar sus perspectivas,  ya sea que se dirijan directamente a la fuerza laboral, a los centros de formación profesional, o a las universidades.

 

Leave a Reply

Current day month ye@r *

Pensamiento del Viernes para Reflexionar: La Guerra de Mujeres contra Mujeres

Publicado el June 20, 2014 | 0 comentarios

La Guerra de Mujeres contra Mujeres

por Linda Herman, LMHC

Traducido por Lupe Hernandez

Elizabeth Armstrong y Laura Hamilton, las dos profesoras universitarias, nos muestran de cerca a las jóvenes universitarias de hoy en día através de sus cinco años de vida sumergidas en los dormitorios de una gran universidad del Medio Oeste.  Su libro, Praying for the Party, revela sus hallazgos.  A nosotros nos gustaría pensar que la experiencia universitaria y la vida de los dormitorios son grandes ecualizadores para las mujeres después de la preparatoria, pero simplemente no es el caso.

En su lugar, existe una jerarquía social, basada en el ingreso familiar de uno,  en la cantidad de deuda financiera que uno incurrió, en los medios sociales y  las perspectivas financieras.  Estas jerarquías se extienden más allá  de los años universitarios llegan hasta las opciones cotidianas y los cambios profesionales después de la graduación universitaria.

Como residentes observadoras de la vida en los dormitorios, las autoras del libro vieron de primera mano la forma en que esta jerarquía desempeñaba su papel en los dormitorios.  Olga Khazan escribe sobre sus nuevos estudios publicados en el Social Psychology Quarterly, en The Atlantic. (http://www.theatlantic.com/health/archive/2014/05/theres-no-such-thing-as-a-slut/371773/).  Armstrong y Hamilton concluyeron que la desigualdad económica “impulsó a muchas diferencias en las formas en que las mujeres hablaban sobre la conducta sexual apropiada.”

Este término “avergonzar a la ramera”  era nuevo para mí.  Llamar ramera a alguien que no te agrada garantizaba hacerla sentirse mal. Curiosamente, hubo una división de clases en cómo este término se ve y se aplica.  Las jóvenes de opulencia consideran el sexo casual (fuera de una relación) bueno, siempre y cuando no se involucre la penetración vaginal.  Gracias al presidente Bill Clinton, con frecuencia “conectarse” con un tipo para tener sexo oral no se considera un comportamiento vulgar para estas mujeres.

Las mujeres de menos recursos económicos tendían a tener lo que sonaba como una visión más conservadora.  Para ellas, todo el sexo y el conectarse con alguien pertenecían a relaciones estables.

Lanzar la palabra “ramera” una a la otra no se limitaba solo a comentar sobre el comportamiento sexual de uno.  Podía ser utilizado cuando se quería insultar a alguien por ser grosera o anticuada.  Mientras que la mayoría de los insultos a las rameras se hacían en privado, las jóvenes de opulencia eran más propensas a humillar públicamente a aquellas de bajos recursos socioeconómicos.  Esto ocurría cuando la menos opulenta se atrevía a tratar de entrar al grupo social de las ricas.

¿Por qué se da este caso? Al parecer las mujeres afluentes se sienten superiores a la menos afluentes. No fue suficiente que ellas tenían más dinero, acceso al sistema de hermandad, mejores relaciones sociales, y otras alternativas.  Participaban activamente en la búsqueda de perjudicar a las otras mujeres. Esto me suena como una guerra de mujeres contra mujeres.

Me supongo que todas estas jóvenes tomaron entrenamiento sobre la diversidad en la escuela preparatoria o en la universidad.  Seguramente aprendieron  el respeto a otros grupos, basados en la raza, la identidad de género, y la etnicidad.  Pero tal vez se les pasó por alto el curso de cómo tratar a las personas de menor nivel socioeconómico.

Nosotras podemos y debemos ser mejores.  Revise la actitud de sus hijas y sus nietas hacia los demás, especialmente de aquellos que consideran “inferiores”.  Un curso acelerado sobre la formación de carácter puede que sea necesario antes de que se vayan a los dormitorios el próximo otoño.

 

Leave a Reply

Current day month ye@r *